Esta es la primera de una serie de entradas de grabaciones que hice en mi viaje por Vietnam. Tengo que decir que fue un viaje de vacaciones y tuve mucho tiempo de grabar. Además mi intención era precisamente desconectar y no estar conectado en todo momento. Por tanto grabe cosas que me fui encontrando y no fui a buscar las cosas para grabarlas.

Esta primera pertenece a mi escala en Bangkok, ya que entré a Vietnam via Tailandia. Bangkok es una ciudad de la que estoy enamorado, por eso siempre que puedo ir por la zona aunque sea a otro país, intento pasar unos días allí. (Gracias compañias lowcost por exisitr)

Es la tercera vez que estoy en Bangkok y aunque esta vez de transito y por poco tiempo, nunca dejo de descubrir cosas en esta ciudad.

Tenia ganas de conocer el parque de Lumphini. Es igual que el retiro madrileño. Los Tailandeses lo utilizan para hacer deporte, leer, pasear o simplemente para hacer un buen picnic tumbado en una esterilla (también se alquilan). Lo que me ha dejado impactado de este sitio esta vez es que aún estando rodeado de un Bangkok inundado (las mayores inundaciones de su historia) sigue siendo un oasis, un remanso de paz al margen de inundaciones o el propio caos que es esta ciudad. Ahi dentro no pasa nada. La gente sigue haciendo sus sesiones de footing, patinando, haciendo aeróbic, montando en barca, etc.

Es divertido y altamente recomendable para los visitantes de la ciudad pasar una mañanapor allí a observar y escuchar este parque.

Es el parque más extenso de Bangkok y la mejor forma de escapar del bullicio de la ciudad sin salir de ella. Si se va por la mañana temprano, esta llena de gente haciendo deporte y en especial tai Chi (sobre todo chinos claro). También los locales montan tenderetes  y venden sangre y bilis de serpiente que se supone son considerados como tónicos muy buenos para la salud. Hay también varias zonas de pesas (estilo Muscle Beach en Venice beach L.A) que se ponen a tope de adictos al músculo.

Muestra del sonido en una de las zonas de arboledas y césped de las entradas del parque.

*En ambas el dispositivo utilizado para grabar fué un Sony PCM D50 con sus micros XY incorporados