La primera impresión que tuve de Hanoi fue… Ruido! Pense, “me quiero ir de aquí”. Pero de lo que empecé pensando a lo que terminé deseando había un gran trecho. Suena mal que yo diga esto, pero la mezcla de motos (miles), coches, claxon de todos los tipos, gritos, músicas, etc… hacen que llegue un momento que estés bastante molesto.

Pero cuando llevas un rato en la ciudad, sientes una especie de flechazo enorme y cuando te vas sumergiendo en su parte antigua, es cuando te das cuenta de que Hanoi es Asia en estado puro. Como en otras ciudades de Asia, la vida se hace en la calle. Mercadillos, puestos, cafés, sombrereros cónicos, calles estrechisimas, etc.

Hay una impresionante mezcla de tradición y modernidad que la hacen una ciudad muy exótica y a la vez elegante. Llena de artesanos y tradición pero llena también de modernos cafés, clubs o bares elegantes. Así que, en una segunda impresión y cuando te paras a desgranar todos esos sonidos escuchando de una manera más atenta te das cuenta de que Hanoi tiene algo que hace que suene especial. La ciudad me enamoró y sentí mucho no estar demasiado tiempo, termine deseando quedarme. Pero esa, siempre es una buena excusa para volver a los sitios.

Hanoi se presta a andársela bien y disfrutar de una gran primera toma de contacto con el país como fue mi caso.

Calle de hanoi

Ambiente de terraza de las muchas que hay en Hanoi en las calles con sillas bajitas de plastico (incomodisimas por cierto) y en las que la gente charla,toma kilos de cafe y fuma (eso si, solo fuman los hombres)

Ambiente interior mercado de Dong Xuan. Es uno de los mercados más grandes de Hanoi y según las guías de los más interesantes. En este mercado se hacen las transacciones con libreta y lápiz y con dinero en metálico. Es impresionante ver a las mujeres contar billetes y apuntar todo a mano. Se empaquetan kilos y kilos de todo tipo de objetos para su exportación. Me llamo la atención, como se puede oír en la grabación, la cantidad de gente que a la vez estaba precintando a mano fardos de ropa. Son unos craks embalando cosas a mano. Se venden desde incienso hasta un chándal “Albidas” en lugar de Adidas. De todas maneras creo que lo interesante del mercado esta fuera y no en el interior.

Mercado Hanoi exterior

p10201711-e1323106018699

Ambiente exterior del mercado de Dong Xuan. Esta parte del mercado si tiene el color de mercado local Asiatico. En los aledaños del centro encuentras de todo. Fabricantes de cestas, vendedores de cualquier bicho que se mueva, pescado fresquisimo, carne, hortalizas, fruta fresa, etc.

Hanoi catedral san Jossph

Ambiente exterior terraza en la Catedral de San Joseph. De estilo Neogotico, es bastante grande y sus alrededores son punto de reunión de la gente joven de la zona para tomar un cafecito y curiosamente…”comer muchas pipas”.
Yo preferí tomarme una Bia Hanoi (cerveza local) mientras que esperaba a que sonaran las campanas de la catedral para grabarlas…

Nota de sonido: “No esperes demasiado tiempo a que suenen las campanas de la catedral para grabarlas. La cerveza se convertirá en varias cervezas y te iras sin grabarla.”

*Todas las grabaciones están realizadas con el dispositivo Sony PCM D50 y sus micros incorporados.