Vietnam 05. Hué y Hoian

Mar 15, 2012

dscn0130

Palacios y pagodas, tumbas y templos, cultura y cocina, historia y sufrimiento: no son pocos los pares poéticos con los que se puede describir Hué. Declarada Patrimonio Mundial por la Unesco en 1993, esta capital de la dinastia Nguyen es el emplazmiento al que se acude para conocer el antiguo Vietnam precomunista, si bien no hay edificios de más de 150 años y muchos han sufrido lo peor de la guerra y el abandono.

El encanto de Hué reside en parte en su ubicación a orillas del rio del Perfume. Los trabajos de restauración para devolverle algo de su esplendro imperial perdido son permanentes, pero la ciudad es basicamente un revoltijo de lo nuevo y lo antiguo. Las viviendad modernas yacen junto a las centenarias y maltrechas murallas de la ciudadela y los sobrios hoteles de nueva construcción sobresalen por encima de las majestuosas propiedades de la época colonial. (Lonely planet)

Sobre el terreno he de decir que para conocer bien la zona y mezclarse e integrarse un poco con el autentico Hué, hay que salirse unos Km de los centros turisticos como tumbas imperiales, la ciudadela o las pagodas más importantes de la ciudad. Conviene visitar los sitios muy temprano por la mañana para evitar las hordas de turistas franceses que visitan los lugares de interes. Fuera del nucleo turistico es facil mezclarse con sus gentes, tomar té con ellos y hablar de las desgracias (que no pocas) que asolaron la ciudad tanto en la ocupación francesa como en la guerra de Vietnam. Todavia hoy se pueden ver huellas de disparos de ametralladora o bombardeos en sus monumentos. Fuera de los lugares de más interes turistico lo que más me gusto de Hué fue el Mercado de Dong Ba.

 

Ambiente del interior del Mercado de Dong Ba cerrando.

Hoian fue un importante puerto marítimo en el sureste asiatico. Llegaban barcos chinos, japoneses, britanicos, franceses e incluso españoles allí salían de regreso con sus barcos cargados de seda, telas, papel, porcelana, te, azucar, etc.

Hoy es un pueblo totalmente volcado en el turismo y de ello viven la mayoría de sus habitantes, al menos en el casco antiguo. Es un pueblo precioso, maltratado por las inundaciones en época de lluvias y que parece de cuento si no fuera porque no dejas de oír como siempre alguien te intenta vender algo o te invita a entrar en su tienda para que compres. En cualquier caso es un lugar que no se puede perder en un viaje a Vietnam. Tiene una fantástica comida, unos alrededores maravillosos y una gran historia.

 

Ambiente en el mercado local de Hoian.

 

Ambiente en un cafe de Hoian.

 

Todas las noches en Hoian se llevan a cabo juegos de Bingo (o algo así) en la calle junto al rio Thu Bon.

Juego de Bingo en Hoian.